lunes, 1 de marzo de 2010

Una barandilla siempre viene bien










El pasado verano hablamos en el blog de algunas zonas inseguras del animado paseo que recorre la playa de Ereaga y llega al puerto viejo. Pedimos una barandilla y ¡ya tenemos una barandilla en la pared!


Ha mejorado la situación pero la seguridad no es completa.


Las personas que recorren las orillas de nuestro litoral deberán llevar buen cuidado con los niños y niñas que echan a correr hasta quedarse sin aliento, como si todo fuera un jardín, sin advertir los peligros. La gente despistada que se espabile también y no vaya mirando a las musarañas, mientras relata sus historias. Hay dónde agarrarse, si previamente has localizado la barandilla, lo que no evita que te cueles y caigas por el lado derecho de la escalera… Eso, la seguridad por la derecha ¿para otra vez?

1 comentario:

Yomras dijo...

Y, no hubiera sido más fácil poner la barandilla al otro lado?
Parece que hubieran cubierto dos problemas, no?

Gracias por vuestro trabajo.

Yolanda.